Vajrasattva

Garchen Rinpoche:

“Las negatividades, oscurecimientos y tendencias habituales son los obstáculos que impiden la realización del significado profundo del Dharma. Por lo tanto, es esencial purificar los oscurecimientos, así como es necesario limpiar un espejo para que aparezca un reflejo. Se dice: ‘Aunque las negatividades en sí mismas no tienen cualidades buenas, el hecho de que se purifiquen al dejarlas de lado es una buena cualidad’. En consecuencia, sin importar cuán grandes sean las negatividades y oscurecimientos de una persona, cuando se dejan de lado adecuadamente, es imposible que no se purifiquen. Aunque hay muchas formas de confesar, la suprema es la meditación y recitación de Vajrasattva. El Tantra de la Confesión Inmaculada dice: ‘El mismo Vajrasattva ha prometido que las negatividades y oscurecimientos de alguien que recita el Mantra de las Cien Sílabas —que es la esencia de todos los sugatas de los tres tiempos— se purificarán completamente’. Por lo tanto, participa en la práctica correctamente.”