Kyunga Sodpa Gyatso Rinpoche

Kyunga Sodpa Gyatso Rinpoche Kyunga Sodpa Gyatso Rinpoche

Kyunga Könchog Zopa Gyatso pasó treinta y cinco años de su vida en retiro. Fue un maestro realizado en el Mahāmudrā de Drikung-Kagyü y en los Seis Yogas de Naropa. También fue un Tertön, descubriendo textos del Dharma de las Dakinis y otros tesoros del Dharma. Pachung Rinpoche siempre lo elogiaba como la manifestación del Mahasiddha indio Dombi Heruka. En la década de 1970, las contribuciones de Kyunga Rinpoche y Pachung Rinpoche para preservar y cuidar el precioso linaje Drikung Kagyü fueron únicas.

Kyunga Rinpoche nació en 1911 en Chumbo / Kham. Tenía muchos hermanos y su familia estaba relacionada con los Sakya Khön o los descendientes femeninos de la familia Sakya. Su padre Nondrup y su madre fallecieron cuando era muy joven. Unos años después de su nacimiento, su familia se trasladó a la región de Drikung en el Tíbet. La casa de su familia estaba justo debajo del monasterio Drikung Thil.

A los cuatro años, tomó refugio en la estatua del Sublime Jigten Sumgön en la sala principal del monasterio Drikung Thil y recibió el nombre de Könchog Zopa Gyatso. En los siguientes años, se quedó en el monasterio y aprendió rituales religiosos, mudras e instrumentos. Cuando jugaba con los otros novicios, siempre hablaba de construir una casa para el retiro y pasar su vida en reclusión. Incluso de niño, los otros monjes de su grupo lo reconocían como su líder.

Shiwe Lodrö Shiwe Lodrö

A los quince años, debido a su comportamiento ejemplar, se le otorgó el título de Umze (Maestro de Música). Sin embargo, deseaba estudiar filosofía de manera integral y, por lo tanto, se fue al ‘Sunray’s Garden College’, que en ese momento estaba en Yamari. Estudió bajo la tutela del maestro Nayrong Tulku Jamyang Wangje, una emanación del Lenguaje de León de Manjushri y un discípulo destacado del famoso Khenpo Shenga de Dzogchen. En cinco años, completó sus estudios de los Trece Grandes Comentarios Indios y recibió el ciclo completo de enseñanzas de Longchen Nyingthig.

Luego, recibió la ordenación bhikshu de Shiwe Lodrö (1874-1943), el sexto Chetsang Rinpoche y el 34º titular del linaje Drikung Kagyü. También recibió muchas iniciaciones y enseñanzas orales de él. Después de su graduación, recibió instrucciones sobre el Sendero del Quíntuple Mhamaudra de Mahasiddha Ankong Rinpoche y de Tseden Rinpoche, el maestro del retiro de Drikung Thil. También ofreció un pequeño pedazo de oro a un famoso yogui del retiro llamado Dorje Logga y recibió instrucciones orales sobre Mahāmudrā y Dzogchen. Recibió los Seis Yogas de Naropa cuatro veces, de Su Santidad Shiwe Lodrö, Tseden Rinpoche, Ankong Rinpoche y Tsar Ö Dorje Logga. Tseden Rinpoche fue su maestro del retiro en Drikung Thil durante cinco años.

Pachung Rinpoche Pachung Rinpoche

Era un Vajra hermano de Mahasiddha Pachung Rinpoche y de Khenpo Namnang, un famoso maestro de Madhyamika, que eran sus compañeros en la escuela y en el retiro. Pachung Rinpoche se referia a Rinpoche como Dombi Heruka y Naropa. En una ocasión, los tres Vajra hermanos viajaban juntos y pasaron por un lugar llamado Tsega Tan. Sin que sus amigos se dieran cuenta, Kyunga Rinpoche se detuvo en una gran roca mientras los otros continuaban hacia Lhe Tho. Cuando se dieron cuenta de que ya no estaba con ellos, lo esperaron. Cuando se volvió a reunir con ellos, vieron que tenía un Phurba precioso en la mano. Dijo: “Si nuestra práctica es la misma, por favor muéstrenme un Phurba terma similar”.

Debido a su excepcional realización en el Sendero del Quíntuple Mahāmudrā y en los Seis Yogas de Naropa, Su Santidad Shiwe Lodrö envió a Kyunga Rinpoche en la década de 1930 a las sagradas montañas de Lapchi, un lugar especial de Milarepa, para liderar el monasterio allí como Vajradhara durante tres años. Su Santidad le prometió que después de cumplir con este deber, sería libre para vagar como yogui. Lapchi es el lugar sagrado del oído derecho de Chakrasamvara. Todos los años, debido a las intensas nevadas, queda completamente aislado del mundo durante tres o cuatro meses. Como Vajradhara o líder del monasterio de Lapchi, regularmente impartía enseñanzas a los yoguis en retiro. Permaneció allí durante seis o siete años. Era conocido por cantar Dohas, canciones de realización, con frecuencia. Algunos de ellos, como el “Elogio a Naropa”, han sido registrados por sus discípulos.

Después de cumplir con su tarea, viajó con el consentimiento de Shiwe Lodrö a Tsari, al Monte Kailash, a Dolpo en Nepal, a Yanglse y a Bodhgaya y Varanasi en India. En cada uno de estos lugares de peregrinación, realizó un retiro durante varios meses. Finalmente, llegó a Sansang, el lugar sagrado de Guru Rinpoche, que está a un mes a pie del Monte Kailash. Pasó quince años en este alto retiro en la montaña. Dado que las personas locales no lo conocían, lo llamaron Tsar Urgen Tsampa, que significa “el yogui en la roca de Guru Rinpoche”.

Como tertön, encontró algunos rollos de texto Dakini en este lugar. Aunque encontró los objetos, no reveló las enseñanzas en esta vida porque no estaba completamente consciente de ellas y las condiciones necesarias tampoco se presentaron. Pero a los treinta y siete años, recibió permiso directamente de la Dakini para tomar una esposa. Un día soñó que una Dakini lo llamaba. Al despertar, se dirigió en la dirección de la Dakini y encontró a una joven de dieciocho años con todas las marcas necesarias, a quien tomó como esposa. Después del almuerzo, ella tomaba su almohadón de meditación y lo seguía a las altas montañas donde él practicaba Mahāmudrā. A veces, incluso lo seguía hasta los cementerios para practicar Chöd a medianoche. Las cuevas en las montañas de nieve de Sansang eran extremadamente frías y ventosas, pero debido a su alta realización en la práctica de Tummo, no tuvo problemas.

Durante este tiempo, algunos de los habitantes del pueblo reconocieron su realización y acudieron a él para recibir enseñanzas sobre el Sendero del Quíntuple Mahāmudrā y los Seis Yogas de Naropa. Después de practicar sus enseñanzas, obtuvieron resultados muy positivos. Así, estas preciosas, difíciles y profundas enseñanzas fueron transmitidas hábilmente.

Monasterio Drikung Thil Monasterio Drikung Thil

En la década de los cincuenta, las condiciones empeoraron. Un día, fue solo a una montaña alta y remota. Descubrió un trozo de papel negro antiguo en el que estaba escrito: “No es bueno quedarse aquí ahora, regresa a Drikung Thil”. Por lo tanto, siguiendo la instrucción de su protector, regresó a Drikung Thil. Algunos de los monjes no podían aceptar que tuviera una esposa y se comportara como un Mahasiddha. Así que, antes de 1959, se fue a Gangtok, en Sikkim. Allí conoció al segundo Dzongsar Jamyang Khyentse, Chökyi Lodrö. Se hicieron amigos cercanos y siempre discutieron sobre el Dharma. Durante este tiempo, tenía dos estudiantes monjes que habían venido con él a Sikkim. Su comprensión de Mahāmudrā y los Seis Yogas de Naropa causó envidia y fueron envenenados, uno en Sikkim y otro en Bhután. Solo Rinpoche y su esposa sobrevivieron. A partir de ese momento, nadie sabía nada de su realización. Trabajó de manera anónima como trabajador de la carretera en grupos de refugiados tibetanos comunes. Por su duro trabajo, recibía un salario diario de una rupia y media, que debía ser suficiente para sobrevivir. Así, vivió oculto durante muchos años y nunca dio enseñanzas públicas.

Cuando la carretera llegó a Bir en el norte de la India, fue reconocido como su antiguo maestro por el famoso maestro Kagyü Lama Sansang, que tenía muchos discípulos, y Lama Sansang, que era muy versado en los Seis Yogas de Naropa, le rindió respeto públicamente. La gente se dio cuenta de que Kyunga Rinpoche estaba lejos de ser una persona común. Cuando Lama Sansang murió, apareció un arco iris y llovió flores del cielo, y hubo muchas otras señales auspiciosas. La gente pensó que si su discípulo estaba tan realizado, cuánto más debía serlo su maestro, Kyunga Rinpoche. Durante su tiempo en Bir, sostuvo muchas conversaciones sobre la visión de Mahāmudrā, etc., con el tutor del cuadragésimo primer Sakya Trizin, Khenpo Rinchen. También compararon los complicados mudras de Vairocana en ambos linajes.

A principios de los años setenta, los trabajadores de la carretera llegaron a Manali. Allí lo visitó el primer Tukse Rinpoche (1915-1983) del linaje Drukpa Kagyü para conocerlo. Después de una profunda discusión sobre Mahāmudrā en el linaje Kagyü, Tukse Rinpoche quedó tan conmovido por la alta realización de Kyunga Rinpoche que lo elogió. Luego, Tukse Rinpoche le pidió que girara la rueda del Dharma, pero él respondió humildemente que ya era demasiado mayor. Sin embargo, Kyunga Rinpoche le impartió a Apo Rinpoche, el nieto del Mahasiddha Shakya Shri del linaje Drukpa Kagyü, las enseñanzas orales más profundas de Karma Mudra. Cuando el noveno Togdän Rinpoche del linaje Drikung Kagyü, Chöje en Ladakh, fue presentado a Tukse Rinpoche, este último le informó sobre la llegada de Kyunga Rinpoche. Le otorgó a Kyunga Rinpoche un permiso de estancia especial en Ladakh, donde había muchos grandes monasterios Drikung (en ese momento, a los refugiados tibetanos no se les permitía estar en áreas fronterizas como Ladakh). En primer lugar, se quedó en Samsang Phari, un monasterio que pertenecía a uno de los tres monasterios principales del linaje Drikung, Shaghoku.

Kyunga Rinpoche Kyunga Rinpoche

Durante este tiempo, fue el maestro de retiro más calificado de los Drikungpas en India y, por lo tanto, se le pidió que dirigiera un retiro de tres años. En 1974, comenzó el primer retiro de tres años en el que participaron Lama Sönam Jorphel y otros nueve discípulos. Las condiciones eran tan austeras que el monasterio solo podía proporcionar lo mínimo necesario para Kyunga Rinpoche. Los demás participantes en el retiro solo podían proporcionar leña. Como no recibían apoyo, los estudiantes tenían que proveerse por sí mismos durante el retiro. Kyunga Rinpoche asumió la pesada responsabilidad de cuidar también a los estudiantes.

Las condiciones eran tan duras que la nieve soplaba dentro de las habitaciones en invierno y los estudiantes tenían que construir una estufa con piezas de hierro. En verano, llovía a través del techo. Los estudiantes pidieron muchas veces permiso para abandonar el retiro y mendigar para su sustento, pero él no se lo permitió. Hizo todo lo posible para ayudar a todos a que se centraran en su práctica. Kyunga Rinpoche tenía una pequeña botella en la que tallaba una línea con un cuchillo. Llenaba esta botella con todo tipo de granos que le donaban. Cuando los granos alcanzaban la línea, convocaba a todos los estudiantes y realizaba una ofrenda de Tsok. En cierto momento, los estudiantes tenían que realizar una puja de fuego. Kyunga Rinpoche siempre hacía todo lo posible para conseguir todos los textos y objetos rituales como Vajra y campanas para hacer posible la ceremonia en este momento difícil. Sus estudiantes estaban muy contentos de tener algunos Vajras y campanas. Kyunga Rinpoche se ocupó completamente de la formación de los estudiantes durante estos tres años y caminaba por la casa de retiro todos los días.

Cuando escuchaban, siempre podían oír sus pasos y siempre podían sentir su presencia. Cuando se trataba de la práctica, era muy preciso. Durante la época de las postraciones en invierno, no se les permitía a los estudiantes usar tablas de postración, incluso cuando sus oídos y brazos estaban casi congelados, se les pedía que se postraran directamente en el suelo. A pesar de que muchos enfermaron, nadie abandonó el retiro.

En los pocos días entre los períodos de retiro propiamente dicho, Kyunga Rinpoche no perdía tiempo. Los estudiantes estudiaban los rituales y mudras de Chakrasamvara, Vairocana, etc. Kyunga Rinpoche solo tenía un pensamiento en mente: continuar el linaje de práctica sin mancha y sin errores. Durante este tiempo, Kyunga Rinpoche fue invitado por Drubpa Tukse Rinpoche al monasterio Tsartzi, donde impartió muchas enseñanzas orales sobre la práctica de acuerdo con el linaje Drikung Kagyü. Así cumplió los deseos de Tukse Rinpoche. Más tarde, Tukse Rinpoche escribió una carta a los estudiantes del retiro y los animó a seguir las enseñanzas de este raro maestro con precisión.

Dado que todos vieron los buenos resultados del primer retiro de tres años, los monjes del monasterio de Lamayuru le pidieron que viniera a su monasterio. Rinpoche respondió: “Si hay monjes allí que quieran hacer un retiro, iré”. Así que en 1978 comenzó un segundo retiro de tres años en Lamayuru con doce monjes, incluyendo a Khenchen Könchog Gyaltsen Rinpoche. Al final del año, en noviembre, Chetsang Rinpoche llegó para unirse al retiro. En ese momento, recibió las Treinta y Siete Prácticas de un Bodhisattva y muchas iniciaciones de larga vida de Kyunga Rinpoche.

Chetsang Rinpoche Chetsang Rinpoche

Glugpa Gele Rinpoche acompañó a Su Santidad Chetsang Rinpoche y se dirigió a Kyunga Rinpoche de la siguiente manera: “Su Santidad es la reencarnación de tu Guru Raíz, Shiwe Lodrö. Él es un verdadero Mahasiddha que ha regresado al samsara. No es un ser ordinario. Ha experimentado suficiente sufrimiento en China. Por lo tanto, por favor, permítele hacer menos postraciones como un gesto especial de consideración y transfiere rápidamente la totalidad del linaje a él”. Kyunga Rinpoche se entristeció al escuchar esto y rechazó sin dudarlo. Él dijo: “Si él es una encarnación de Shiwe Lodrö, entonces debe practicar más que los demás para demostrar su calidad”.

Cuando Gele Rinpoche regresó a Dharamsala y le informó a Su Santidad el Dalai Lama sobre esto, el Dalai Lama se sintió tan feliz que juntó sus manos en señal de respeto y dijo: “¡Kyunga Rinpoche es un verdadero Guru!” Kyunga Rinpoche enfatizó ante Chetsang Rinpoche: “No importa cuánto tiempo lleve. Cuando haces postraciones, debes inclinarte completamente”. Su Santidad realizó 300,000 postraciones. Sus acompañantes quedaron asombrados por su fuerza, que le permitió completar las postraciones en un tiempo muy corto.

Durante este tiempo, las condiciones también eran muy humildes. Los yoguis en retiro estaban contentos con una delgada manta. Su Santidad Chetsang Rinpoche había llegado recientemente de Tíbet a India y vivía en condiciones apenas mejores. Su compañero Lama Könchog cultivaba papas frente a la cabaña de retiro y las vendía al ejército indio. Los ingresos obtenidos se utilizaron para su Lama, Chetsang Rinpoche, para que pudiera continuar su retiro. Kyunga Rinpoche vivía en una tienda de campaña. Como de costumbre, recolectaba todas las ofrendas de sus patrocinadores y las colocaba debajo de su colchón. Regularmente las distribuía entre sus estudiantes. Nunca usaba las prendas de buena calidad que recibía de sus patrocinadores. Cuando recibía donaciones para pujas que realizaba para los moribundos, como joyas y jade, las trituraba y las mezclaba con arcilla para hacer stupas que dedicaba al difunto. Nunca guardaba nada para sí mismo o su familia. Incluso a su propia hija nunca le dio joyas ni telas bonitas. Su hija tenía solo un par de vestidos, aunque muchas veces pidió vestimenta adecuada para recibir a los invitados. Una vez hubo muchas delicias en una Tsok que su hija ansiaba, pero aun así, él entregó las ofrendas a sus estudiantes y no le dio nada. Su familia no tenía ahorros y nunca tenía suficiente comida para el día siguiente, pero él estaba contento. Todo su sentido de compasión se dirigía a sus estudiantes, demostrando así la dedicación de un verdadero yogui. Siempre advertía a las personas: “La propiedad del monasterio y las ofrendas son la fuente de conflicto”. Una vez señaló sus ropas desgarradas y dijo a sus estudiantes: “¿Quién puede usar tales ropas a esta edad? Esto es un milagro”.

Khenchen Könchog Gyaltsen Khenchen Könchog Gyaltsen

En la década de los ochenta del siglo pasado, el Dalai Lama y Chetsang Rinpoche fueron invitados por el tercer Ontul Rinpoche a la inauguración de su nuevo monasterio en Tso Pema, ubicado junto a un lago sagrado de Guru Rinpoche. En la multitud, el Dalai Lama reconoció a Kyunga Rinpoche y se acercó para saludarlo. Antes de entregarle su kata (una bufanda ceremonial), el Dalai Lama se la devolvió a Kyunga Rinpoche y tocó su frente con la suya propia, un gesto de gran respeto. El Dalai Lama le dijo: “Eres un portador excepcional del linaje Drikung Kagyü, por favor, mantente con vida durante mucho tiempo. Ven a Dharamsala para realizar una puja de larga vida tanto para mí como para ti”. Durante la inauguración, Kyunga Rinpoche enseñó “El Precioso Ornamento de la Liberación”, “La Esencia del Gran Vehículo” y el “Comentario de Rayos de Luz de La Única Intención, de Rigdzin Chodrag (1595 - 1659), el 24º Trono del linaje Drikung Kagyü. Además, otorgó las iniciaciones públicas de Chakrasamvara y Vairocana. Kyunga Rinpoche les dijo a sus estudiantes: “La Única Intención es un texto importante que todos deberían estudiar, y si desean aprender este texto, Khenpo Rinchen es el mejor maestro. Si desean retiros, eso está bien también. Tu mente es tu Lama”. Más tarde, cuando los estudiantes no pudieron recibir enseñanzas sobre La Única Intención de Khenpo Rinchen, Kyunga Rinpoche les dio a los estudiantes, incluido Khenchen Könchog Gyaltsen, los tres principales comentarios durante cuatro meses. De esta manera, demostró su habilidad tanto en estudios como en prácticas. Luego fue invitado por Ontul Rinpoche a dirigir otro retiro en el monasterio de Tso Pema, donde Ontul Rinpoche completó las enseñanzas desde el Ngöndro hasta la práctica de Chakrasamvara.

Kyunga Rinpoche era un maestro que podía impartir enseñanzas de acuerdo con la inteligencia de cada estudiante. Solo le gustaban los estudiantes que practicaban el retiro. No quería desperdiciar sus enseñanzas en aquellos que no estaban dispuestos a practicar. Por lo tanto, no era fácil recibir enseñanzas de él. Sin embargo, aprovechaba cada oportunidad para enseñar a personas comunes. Conocía las causas y efectos kármicos. Comenzaba a enseñar solo para atraer a las personas y despertar en ellas la aspiración de aprender y practicar. Una vez que los estudiantes habían mostrado interés, se volvía muy estricto con ellos. Rinpoche no quería que sus estudiantes fueran a las casas y realizaran pujas para ganar dinero. Tampoco aprobaba que renunciaran a sus votos monásticos. En una ocasión, la madre de un participante en retiro falleció, pero Rinpoche no le permitió abandonar el retiro. Él dijo: “¿Cuál es el propósito de regresar a casa? ¿Qué está en tu poder? Es mejor quedarse aquí en retiro y dedicar el mérito”. Rinpoche pensaba que, si realmente era necesario realizar una puja, era mejor hacerla en la sala de retiro del monasterio en lugar de ir a la casa del patrocinador, ya que se evitarían distracciones y se tendrían todos los objetos rituales disponibles, lo que haría que la puja fuera más efectiva. Si se realizaba fuera, era perjudicial tanto para el practicante como para el patrocinador, ya que la puja sería menos efectiva.

Rinpoche también tenía la habilidad de reconocer y enseñar a seres no humanos. Durante la época en que seleccionaba los lugares para las cabañas de retiro, les advertía a las personas presentes: “Allí hay un Naga, allí hay seres no humanos. Eviten estos lugares y no los molesten”. En otra ocasión, un área fue infestada por parásitos acuáticos que causaron hemorragias internas en las personas. Las personas tuvieron que llevar a sus animales a fuentes de agua distantes. Cuando Rinpoche fue invitado a realizar una puja allí, habló seriamente a los insectos en el agua: “Están causando la muerte de otros seres y mucho sufrimiento. Esto está mal”. Si uno no conociera a Rinpoche, lo habría tomado por loco mientras murmuraba. Poco después, los parásitos desaparecieron en respuesta a su enseñanza. También podía traer la lluvia durante las sequías.

Cuando Kyunga Rinpoche fue invitado a Dharamsala para realizar un rezo de larga vida por el Dalai Lama, estuvo involucrado en un accidente de autobús en el camino de regreso a Ladakh. Debido al pánico de la multitud, sufrió graves lesiones internas. Debido a su alto nivel de práctica, los signos de lesión no aparecieron de inmediato. Dos meses después, la lesión causó vómitos cada vez que comía. Se debilitó mucho, pero aún impartía enseñanzas que los yoguis necesitaban para su retiro, sin pensar en su salud. El monasterio de Lamayuru estaba lejos de cualquier atención médica y era muy pobre. Aunque Lama Sönam Jorphel lo visitaba todos los días y le daba medicina tibetana, no había signos de recuperación.

Drubpön Sönam Jorphel Rinpoche Drubpön Sönam Jorphel Rinpoche

Finalmente, Kyunga Rinpoche decidió dejar su cuerpo, diez meses después del accidente y en el segundo año del segundo retiro de tres años en Lamayuru. Le dijo a su principal discípulo, Lama Sönam Jorphel Rinpoche, el día de su parinirvana. Le dijo a los yoguis en retiro: “No es necesario salir del retiro. Simplemente mantente en el Samadhi de Mahāmudrā. Practica el Yoga del Guru: unir la mente con el Guru es suficiente”. Al entrar en el nirvana, permaneció en meditación durante seis días. Durante este tiempo, el cielo estaba despejado y azul, un signo de su realización de Mahāmudrā. Cuando su cuerpo fue incinerado, aparecieron nubes en forma de símbolos auspiciosos. Más tarde se encontraron muchas reliquias. Con estas reliquias, Lama Sönam Jorphel construyó una estupa en Lamayuru.

Colofón: Esta breve biografía introductoria de Kyunga Rinpoche se compiló a partir de conversaciones con Chetsang Rinpoche, Khenchen Könchog Gyaltsen Rinpoche, Lama Sönam Jorphel Rinpoche, Lama Tenzin, Drubpön Samten, así como la esposa y la hija de Kyunga Rinpoche. Sin embargo, esto solo representa una pequeña parte de sus actividades en el Dharma. Cualquier deficiencia o falta en esta biografía, que es el resultado de mis limitadas habilidades, se me debe perdonar.